Nosotros y Ellos

He estado viendo, desde hace un tiempo a esta parte, cada vez más personas con mentalidades… polarizadas, incluso extremistas.

He visto cómo algunos se han dedicado a darle la espalda a los hechos cotidianos -incluso hechos científicos, comprobables, replicables y demostrables- en pos de alimentar su propia visión del mundo, en pos de seguir en la cálida comodidad de la ignorancia, pero por sobre todo en la mayoría de los casos, en pos de sentirse, por una vez en sus vidas, alguien especial.

Sentirse parte de una comunidad en un mundo que no se ve a la cara
sentirse parte de un movimiento, sin mucha más acción que un click, un retweet.

Sentirse de una raza superior, ya sea blanca, negra o intermedia.
He visto a los países pelearse por una copa de fútbol, ganada por jugadores que no conocen, en partidos que nunca jugaron, con una historia que vivieron de segunda o tercera mano.

Y los he visto decir totalmente lo contrario

He visto a los mestizos negar sus raíces raciales, negar la sangre y el espejo
a inmigrantes olvidando a sus madres, sólo porque es más conveniente económicamente

Con vergüenza caminando los que roban, argumentando que a ellos siempre les robaron
Al hombre de trabajo perder su más grande moneda, la humildad.

Dirigentes que ganaron por secretaría, que están sólo por la plata.
Y que como buenos dirigentes jamás lo van a aceptar.

He visto triunfar a la ignorancia
A los que creyeron que los datos de deshielo eran un invento Chino
a los que pensaron que la ciencia nunca puso al hombre en la Luna y jamás apuntaron un laser y vieron su reflejo

A los que amaron expandir su conocimiento de conspiraciones, porque así, estando el mundo en contra, es más fácil negar que les fue mal por falta de mérito
A los que pregonaron sobre las ficciones de un libro que ha envejecido mal, que explica un Dios que jamás entendieron y creyeron creer.

Naciones que se inventaron un nuevo profeta
Naciones que le dieron la espalda a su gente
Y gente que le dió la espalda a la gente.

A los idiotas que decidieron en cartas su destino, superstición facilista
Y le vienen a hablar al mundo de la importancia de tomar una decisión

Y a todos los que pregonaron el “nosotros contra ellos”
Siendo que siempre fuimos ellos y nosotros, juntos.

Porque es más fácil ser ignorante
Porque es más fácil ser un machista
Porque es más fácil ser un supremacista
Un racista, un pedante, un supersticioso
Una víctima, el pendejo especial, el niño índigo de la mamita

El que aprovecha y saca más plata
El que se llena el hocico de conciencias sociales y se caga al que pueda

Porque es más fácil cuidar el odio
Porque el amor ya es una palabra pasada de moda

One Comment

  1. Pingback: Especial: Positividad y Progreso - FAV